El Restaurante Tradiciones Arequipeñas de Lima Norte presentará novedades en su comida por aniversario de la Ciudad Blanca.

Acercándose el  475 aniversario de la ciudad de Arequipa, el Restaurante – Picantería Tradiciones Arequipeñas ubicado en Lima Norte, otorgará a sus comensales que diariamente lo visitan, lo mejor y lo más nuevo en la presentación de sus platos tradicionales, apropiadas para la temporada de invierno, tales como el riquísimo rocoto relleno, la sarsa de patita, costillar, escribano, chupe de camarones, sarsa de criadillas, soltero de queso, malaya dorada, cuy chactado y las variedades de platos preparados con camarones, entre otros.
Así mismo, el surtido en bebidas no se queda atrás, teniendo desde el té piteado hasta la Kola Escocesa, bebidas que se producen en la Ciudad Blanca.  “La chicha de jora es muy solicitada aquí en el restaurante y la presentamos en el caporal, nuestro vaso típico. Como es costumbre en Arequipa, los domingos servimos desde temprano el adobo de cerdo con pan de tres puntas y el té con anís Nájar”, señala Sergio Casazola Puma, anfitrión de la picantería, quien siempre tiene disponible agua mineral (Yura) y gaseosas típicas de Arequipa. “El pisco majeño es infaltable al igual que otros licores y tragos que preparamos”, agrega don Sergio.

Por supuesto Lima se viste de blanco en Agosto y celebra un año más de fundación de una de las ciudades más emblemáticas de nuestro querido Perú, así que no dejemos de celebrar y no perdamos la oportunidad de conocer un pedacito de Arequipa aquí en la capital, junto a su comida, bebida y la infaltable música characata.

Para visitar la picantería Tradiciones Arequipeñas, deben de ir hasta la av. Héroes del Alto Cenepa (ex Av. Trapiche) 208, Mz. O1 Lt. 36, Urb. El Alamo, Comas. ¡No Falten!.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google+
Mayra Sarmiento

Fotoperiodista, amante de su familia y del buen cine. Aunque soy hogareña, adoro el campo, la sierra, el invierno, y las conversaciones al aire libre. En la vida hay que apoyarse uno con otro, por eso me encanta colaborar en todo lo que esté a mi alcance, y mientras sea útil, lo seguiré haciendo.No olviden siempre que el tonto no es tonto porque no lo supo hacer, sino porque no lo intentó. Gracias por leerme.